Nuestro primer tutorial :D

febrero 13, 2012 Teresa Sánchez 9 Comments

¡Buenas tardes! Espero que este lunes hayáis tenido un buen comienzo de semana. Después de pasar mucho frío en Viladecans (gracias a los valientes que se atrevieron a venir :D) hoy os traigo un tutorial que empecé a preparar la semana pasada.

Es el primer tutorial que preparo, y quizá no es lo que os esperabais (casi no hay que coser), pero es algo que podéis hacer fácilmente en casa, adaptándolo a lo que tengáis, y además reutilizando materiales. Incluso podéis hacerlo con vuestros hijos si tenéis. En fin, sin más preámbulos, aquí os lo presento:



Como transformar una caja de fruta (en este caso una de mandarinas y otra de fresas) en una preciosa caja que podéis usar para lo que queráis. Nosotros las usaremos para llevar nuestras ovejitas y otros muñecos a las ferias, así que tienen un aire romántico y rústico a la vez, para que se sientan a gusto.


Materiales que necesitamos:


Una o varias cajas de madera pequeñas, de las típicas en las que vienen los fresones por ejemplo. Antes de pintar, recomendable lavarlas bien con agua y jabón, y dejar secar por completo. Si son como la de arriba, os ahorráis una o dos capas de pintura, según el color que queráis usar.


Papel de periódico para cubrir la mesa, un bol o recipiente para mezclar cola/pintura, un vasito con agua, cola blanca, una lija, pinceles, brochas y cualquier cosa que os sirva para pintar o decorar.


Pinturas: en mi caso, acrílicos y una pasta dorada, pero también saqué mis ceras líquidas (que ya estaban secas U_U) y tintas de colores, porque quería darle un aspecto algo envejecido o vintage.

Material extra que no sale en la foto: un retal de tela y cintas de raso, hilo y aguja, lápiz o marcador para tela, tijeras.

Paso 1: extendemos el papel de periódico sobre la mesa. Encima, lijaremos suavemente la superficie de la madera, así quitamos astillas y suavizamos un poco los bordes.


Paso 2: Una vez lijado, preparamos una mezcla para tapar los poros y que la pintura agarre mejor. Si tenéis tapaporos perfecto, si no, podéis mezclar 2 partes de cola blanca con 1 de agua aproximadamente, y hará la misma función. Con una brocha extendemos la mezcla por las dos caras de la madera (por el fondo no hace falta). Dejamos secar por completo.



Paso 3: Aquí empieza lo divertido. Hay que elegir el color que queremos de base para la caja. A mi me gusta experimentar y hacer cosas raras, así que en este caso he escogido tres colores y los he aplicado sin mezclar por completo. El resultado os sorprenderá: un precioso color turquesa completamente uniforme. Si usáis acrílicos o témperas, acordaros de añadir un poco de agua para que la aplicación sea más fluida, y la capa sea más fina. Así también se reduce el tiempo de secado y podéis dar otra capa si es necesario. de nuevo, dejamos que se seque por completo.





Paso 4: Yo he optado por aplicar una pasta decorativa en color latón, que era lo que tenía a mano y se ajustaba al efecto que buscaba, pero podéis usar pintura en otro tono aplicada con muñequilla o brocha, tintas, betún de judea, pintura de dedos, purpurina, pegatinas...¡lo que se os ocurra! En mi caso está aplicada con pincel seco, y hace que se noten los relieves de la superficie de la madera y que resalten los elementos metálicos.


Finalización: En algún momento en que tengáis la caja de madera seca (antes de empezar, o en algún momento intermedio) podéis cortar la tela para forrar el interior de la caja. El sistema se me ocurrió sobre la marcha (la idea era forrarla de otra manera) y me gustó porque si me canso del estampado de florecitas, puedo cambiarlo por otro en cualquier momento. Ponemos la tela debajo de la caja y marcamos unas pestañas con el lápiz o el marcador para tela. Debemos respetar las dimensiones de la base, asegurarnos de que las pestañas sobrepasan en al menos 1 cm la altura de los laterales de la caja. Pero se puede hacer a ojo perfectamente. Cortamos la forma. Si queremos cosemos un dobladillo, pero nosotros vamos a dejar que se deshilache un poco.



En cada pestaña coseremos por el revés de la tela una tira de cinta de raso a cada lado, a medio centímetro del borde superior de cada lateral, para poder atarla luego a la caja con lazos. Aquí podéis ver el resultado:





Como podéis ver, las ovejitas están muy cómodas en su cajita....


Aquí una cosecha de ovejitas frescas ¡listas para el reparto diario! :D

Espero que os haya gustado este primer tutorial ovejil, si tiene éxito haremos alguno más con las cositas que se nos ocurren.

9 comentarios:

  1. ¡¡Me encanta!! Me chiflan los colores que ha elegido, y también el estampado de la tela y el efecto deshilachado de no coserla. Si algún día consigo una cajita de esas, no dudes que haré algo similar :D

    Por cierto, muchas gracias por tus consejos con la máquina de coser. Cuando empiece a utilizarla, veré esos vídeos que me comentas.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Pero qué chuladaaa!!! Me encanta tanto el color que le has dado a la caja como la tela de florecitas ^^ Realmente fácil de hacer! Gracias por la idea!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta como te quedo...jejeej las ovejitas se ven alli comodosimas...besines

    ResponderEliminar
  4. Queda precioso, ademas parece fácil de hacer, y la idea de poder cambiar la tela es muy buena!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Es una muy buena idea para un expositor además me gusta que se reutilice material :)

    ResponderEliminar
  6. Me encanta!!
    las cajas de frutas son las grandes olvidadas y se pueden usar para mil cosas! yo el año pasado me apañé un par como macetas para mis tomatitos cherry, y el resultado fue estupendo! las pinté con un rojo chillón y ahí siguen frescas y lozanas! Están hechas con madera maciza los laterales y chapa de fibras la base, y esto hace que sean super resistentes! Así que seguro que aguantarán a todo tu rebaño! :P

    ResponderEliminar
  7. Pero que DIY más fantástico! Me encanta el concepto, el resultado y la explicación perfecta :D
    Miauuuuubesitos artista!

    ResponderEliminar
  8. Chulisimo!!!! Me encanta! Gracias por una idea genial y por compartirla!
    Un beso!

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejar tu comentario! :)